lunes, 1 de septiembre de 2014

Detrás

Este olvido trae aromas
de años y atardeceres
de esta sensitiva mirada
tocándote de lejos.
Me perdí
en el suelo de esa noche,
en el techo de tu risa,
en las manos incesantes,
y los pies tan blancos.

Esta ventana empañada,
me deja espiar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hay un feedback que es elemental. Si tenés ganas de comenzarlo, comentá!