jueves, 10 de abril de 2014

Rompí el tiempo del horror,
Me confesé. 
¡Había tanto por contar!
Pero si los demás rosaron mi fragancia
También pudieron seguirme. 
Pesqué las dudas naufragando
Y las tendí sobre la mesa.

Ya no hay qué cenar
Pero hay mucho por soñar. 

Nuria Nuy © Derechos Reservados del autor

2 comentarios:

Hay un feedback que es elemental. Si tenés ganas de comenzarlo, comentá!